5 Platillos Japoneses Para Preparar En Casa

  • Como
  • Cultura
  • Vivir y Trabajar
  • ¿Alguna vez has pensado que eres un desastre en la cocina? Bueno, pues no te preocupes. No todos tienen el talento para ser un master chef. Sin embargo, todos son capaces de encontrar formas para alimentarse, como ordenar una pizza o comprar un bento en un 7-Eleven. Pero hay muchos escenarios donde cocinar es una muy buena opción: tal vez estás cansado de pedir comida a domicilio, o tal vez quieres comer algo más saludable o fresco, o es posible que simplemente quieras ahorrar. No importa el motivo, saber cocinar es muy útil.

    Si ya te graduaste de cocinar huevos fritos, puede ser un momento muy bueno para intentar cocinar comida japonesa. No todos los platillos japoneses son laboriosos, y muchos de ellos se pueden cocinar en casa sin tener que contar con las habilidades de un cocinero.

    por Zoria Petkoska

    Curry Japonés Con Arroz

    El curry japonés es un platillo primordial en lugares como cafeterías, escuelas, hoteles, y otors lugares. Incluso aquellas personas escépticas que piensas que no puede existir algo como el curry japonés terminan cambiando de parecer. El curry japonés está inspirado del de India, pero se ha convertido en un platillo único que forma parte del grupo de comida conocido en Japón como “yoshoku”.

    El curry japonés es delicioso y muy fácil de preparar. Los ingredientes básicos son: vegetales (papas, zanahorias, y cebollas, las cuales se venden en sets en los supermercados japoneses), carne (ya sea puerco, res, o pollo), y las especias o la cajita de curry. El roux se vende en cualquier rincón del país: pequeños bloques de curry que uno añade para transformar el platillo. El curry puede ser picante, pero si uno prefiere algo que no les haga sudar, pueden escoger un curry más leve. Después de poner todos los ingredientes juntos, saltea por un rato, cubre con agua, y déjalo guisar mientras se prepara el arroz en la arrocera.

    Incluso más fácil: En Japón, uno puede comparar bolsas de curry que se pueden calentar en el microondas o en agua hirviendo. Combina eso con el arroz, y podrás comer un curry delicioso que no tomó más de seis minutos de preparar.

    Personalizando el clásico: Además de poder cambiar la carne por más vegetales como setas y berenjenas, también puedes usar pan en vez de arroz.

    Omurice

    Omurice combina las palabras “omelette” y “arroz”, pero ese no ese el final de la historia. Imagina un arroz frito que ha sido cubierto por una cobija esponjosa de arroz. La probabilidades de encontrar a alguien que odie este platillo son 0.00001% (bueno, tal vez esa sea una exageración). Omurice es uno de los platillos más sencillos de preparar en casa, y también una forma muy fácil de hacer algo con las sobras de arroz, carne, y vegetales.

    El arroz es frito con cebollas picadas, cahmpiñones, y pollo en cubitos. El ingrediente más importante es KETCHUP. Suenda simple, pero en verdad ayuda a transformar los sabores. La cobija de huevo puede ser preparada de dos formas: puedes hacer huevos revueltos y luego añadir el arroz encima para después cubrirlo, o la forma más fácil que es envolver el arroz después con un el huevo que se cocinó en otro sartén. Además, puedes hacer una carita feliz con el ketchup.

    Aún más fácil: Como fue mencionado, cocinar el huevo en otro sartén es más sencillo que cocinarlo con el arroz. Usar arroz que ya fue cocinado también hará el platillo menos complicado.

    Personalizando el clásico: Puedes omitir el uso de arroz y reemplazarlo con cosas como tocino. También puedes añadir otros vegetales como zanahorias, chícharos, y pimientos. Simplemente asegúrate de no poner tantos ingredientes que termine sabiendo raro. También puedes usar salsa de tomate o marinara en vez del ketchup, y añadir queso al gusto.

    Nikujaga

    Los ingredientes son muy similares a los del curry japonés, pero con un sabor completamente diferente. Nikujaga simplemente quiere decir “guisado de carne y papa” del ‘niku’ 肉 (carne) and ‘jaga’じゃがいも(papa). La carne es usualmente puerco o res, y se añaden papas, cebollas, y zanahorias. FInalmente, están los fideos shirataki (o konjak), y las especias y salsas (como salsa de soya, mirin, y azúcar).
    Este platillo para el alma es usualmente asociada con la comida casera, así que cada receta familiar puede tener su propia receta mientras que muchos restaurantes ni siquiera sirven nikujaga, lo que convierte al platillo en algo aún más nostálgico. Para cocinarlo, nada más pon todos los ingredientes juntos.

    Personalizando el clásico: Los fideos shirataki son difíciles de encontrar, y honestamente los menos sabrosos, así que usar otro tipo de fideos está bien. Si no puedes encontrar mirin, usa salsa de soya y vinagre. También puedes usar cubos de carne si la prefieres más gruesa. Muchas recetas incluyen guisantes, pero las puedes omitir sin arriesgar que tu platillo pierda sabor.

    Yakisoba

    Nada representa a los fideos fritos japoneses como el yakisoba. Este platillo es lo más cercano que Japón tiene a la comida callejera. Uno puede comprar yakisoba en las calles, festivales, y ferias ya se es fácil de preparar, y los ingredientes no son caros. Los ingredientes se pueden arrojar juntos y cocinar sin requerir preparaciones previas más allá que hervir los fideos.

    Estos fideos no son “soba”, de hecho, yakisoba generalmente usa fideos de ramen. Otros ingredientes incluyen col, zanahorias, y brotes de soja, y uno puede añadir cebolla también. Puerco cortado de forma fina son la proteína de este platillo. El ingrediente secreto es una sala especial de yakisoba, la cual si no puedes comprar la puedes hacer tú solo. Al final, puedes poner polvo de algas y virutas de katsuobushi (atún bonito/listado), y gari (jengibre encurtido) encima.

    Personalizando el clásico: Puedes jugar con los ingredientes, intentando usar diferentes tipos de fideos, carne, y vegetales. También puedes hacerlos sin carne, sin embargo, entre más te alejes de los ingredientes japoneses, el platillo será menos auténtico.

    Nabe

    Este platillo puede sonar difícil al principio, pero piensa en esto: ¿Si es el platillo es supuestamente difícil, por qué es uno de los más comunes que los comensales deben preparar por ellos mismos? En los restaurantes te dan el caldo, y tu simplementes añades los vegetales y la proteína. Hacer nabe también te permite limpiar tu refrigerador, ya que puedes poner todo tipo de carne y vegetales que estén a punto de echarse a perder.

    Los vegetales más usados incluyen col china, y varios tipos de setas como shiitake y enoki. También puedes añadir cebolla, espinaca, zanahorias, y más. Tofu firme y algún tipo de carne como puerco y res son esenciales. Algunos tipos de nabe usan pollo, pescado, y venado. El truco es que los pedazos de carne sean muy delgados para que se cocinen completamente.

    Hablando de sabores, este platillo requiere ingredientes esenciales como salsa de solla, sake, mirin, jengibre, y ajo, los cuales son mezclados para crear el caldo. Sin embargo, también puedes comprar caldos para nabe que ya fueron preparados, y hay muchas variedades como el de miso o el de kimchi, los cuales son populares en invierno, o sukiyaki, el cual usa leche de soya.

    Artículo Original

    *Foto de AC photo
    : AC photo/