Como Bañarse En Una Casa Japonesa: 5 Reglas Que Pueden Sorprenderte

  • Como
  • Cultura
  • Visitar una casa en Japón viene con muchas reglas que uno debe seguir. Si tu has hecho un intercambio en Japón donde te quedaste con una familia o si has visitado a algún amigo japonés, es probable que ya hayas notado que uno no debe llegar con las manos vacías: es importante traer un regalo. Es también probable que sepas que usar pantuflas o zapatillas dentro de la casa, y que ciertos cuartos tienen tipos de zapatillas que no puedes usar en otros (las zapatillas para el baño se quedan dentro del baño). Las reglas de etiqueta en Japón pueden ser abrumantes, especialmente si uno no sabe que esperar. Para evitar confusiones y situaciones vergonzosas, es mejor hacer una buena investigación antes de visitar a alguien.

    Hay conductas de etiqueta para comer, como terminar todo el arroz en tu plato y como usar los palillos correctamente. También hay reglas para sonarte la nariz en frente de otras persona. Por lo tanto, no debe resultar sorprendente saber que hay muchas reglas para bañarse. Aquí hay varias reglas que uno puede considerar sorprendentes:

    1. Entendiendo el Wet Room/Habitación Húmeda

    En la mayoría de los países occidentales, los baños tienen todo dentro: el inodoro, los lavamanos, cajones, la ducha, y la bañera. Sin embargo, solamente el área dentro de la ducha o bañera se puede mojar. Desde pequeño has aprendido a secarte los pies al salir de la bañera, y poner una toalla o tapete en el suelo para que se sequen tus pies y para que no te resbales.

    Pero en muchas casas japonesas esto es diferente. El retrete puede estar en otro cuarto (las casas y apartamentos con este tipo de retrete son muy codiciados), y los baños que tienen la ducha y bañera no tienen ningún tipo de cortinas porque todo el cuarto se puede mojar. Es por eso que a este tipo de baños se les conoce como wet rooms o cuartos húmedos. (La verdad estuvimos buscando un nombre apropiado en español, y ‘cuarto húmedo’ fue lo más cercano. Si conocen otro término en español, nos pueden comentar). Muchas casas tienen un banquito para sentarse y permitir que uno se bañe, ya que a pesar de que la ducha y la bañera estén en el mismo cuarto, la bañera no es para limpiarse el cuerpo.

    2. Toma una Ducha Antes De Entrar a la Bañera

    Aquí está lo que te puede llegar a confundir más: la bañera no es para lavarse el cuerpo. De hecho, las bañeras son para relajarse, especialmente antes de irte a dormir. En Japón, uno debe ducharse muy bien antes de entrar a la bañera.

    3. No Dejes Que Caiga Jabón o Shampoo en la Bañera

    Usualmente va a haber un tipo de cobertura en la bañera, pero si no lo hay, es muy importante asegurarse que no caigan residuos de shampoo o jabón adentro. Otros miembros de la familia van a usar la misma agua para bañarse y relajarse, y debe estar limpia. Si la bañera tiene cobertura, asegúrate de ponerla de nuevo al terminar. Esto permite que el agua no se ensucie y que el agua se mantenga caliente.

    4. No Destapes la Bañera Cuando Termines

    Finalmente, no destapes la bañera al terminar. Los baños japoneses tienen un sistema para conservar el agua caliente para que toda la familia pueda entrar sin tener que cambiar el agua ya que, al ducharse antes de entrar, el agua se encuentra limpia. Al terminar, simplemente cubre la bañera. La única excepción a esta regla es si eres la última persona en tomar un baño, pero siendo un huésped sería muy extraño que te dejaran ser la última persona en entrar.

    5. Deja el Baño Limpio y Ordenado

    Este último punto es sentido común: deja el baño limpio. No dejes pertenencias como maquinillas (rastrillos en México), toallas, y ropa interior. Algunos baños tienen un interruptor especial afuera del baño para que el cuarto se seque más rápido. Puedes preguntarle a los que viven en la casa si les gustaría que lo prendieras al salir.


    Con estas reglas muy importantes, bañarse en Japón va a ser más relajante. Si simplemente quieres tomar una ducha, también puedes hacerlo sin problemas. Recuerda estas reglas para evitar situaciones vergonzosas y para ser un huésped extraordinario.

    Artículo Original